miércoles, 17 de diciembre de 2008

LA MUCHACHA QUE SOÑABA


Quiero que sepas de mis días de amargura,
cuando buscaba el sueño para vivir feliz,
pues, al quedar dormido, llegaba hasta mi cuarto,
un ángel, desde el cielo, con formas de mujer.
La muchacha que soñaba me llenaba de caricias,
su voz y su sonrisa calmaban mi dolor,
sus ojos disipaban las nieblas de mi noche,
y sus besos, mi tristeza, la cambiaba por amor.
Cada noche la soñaba temblando entre mis brazos,
y escuchaba en su pecho el latir del corazón,
mis manos recorrían las delicias de su cuerpo,
y mi ser ardía en la llama de su amor.
No sabía quien era la compañera de mis sueños,
mas hoy, he comprendido, que ese ángel eres tú;
mi divino tesoro, la muchacha que soñaba,
llegaste a mi vida y calmaste mi inquietud