viernes, 10 de octubre de 2008

AMAR ES EL VERBO SUPREMO


Aún estamos a tiempo,
me dices, tal vez sin pensar,
en los amargos momentos,
que, a sabiendas, me hiciste pasar.

¿Pretendes tropiece de nuevo?
¡dos veces lo pude intentar!
en ambas, me diste veneno,
¿al suicidio me quieres llevar?.

¡Perdona, por Dios te lo ruego,
tal cual yo supe perdonar,
ese tu amor traicionero,
que tan sólo me supiste dar!.

Antes de irte un consejo,
aprende tu a conjugar,
¡amar, es un verbo supremo,
con él no se debe jugar!.



Guillermo Magliarelli

3 comentarios:

Anónimo dijo...

MUY BUEN POEMA.
JA YO MISMO ME COMENTO.
ESTOY PRACTICANDO.
GUIRROMA

Anónimo dijo...

Excelente poema Guillermo.Muy sentido y expresado con el alma.Felicitaciones
Elsa Tébere

Ana Constela dijo...

Guille!

Muy bueno y con un final superior en la conjugación del verbo, así es amigo. Felicitaciones.
Un abrazo.

'Anaconda'