jueves, 9 de octubre de 2008

PREGUNTALE A LA LUNA


Sí tú quieres saber algo de mi vida,
a la luna se lo debes preguntar…
Fue debajo de ella que dije mi primer “te quiero”
y enamorado, mi primer beso yo di,
y cuántas veces vagando solitario,
por la noche su luz me acompañó.

Escuchó ella mis canciones de alegría,
escuchó mi risa, mis rezos al Señor,
fue confidente de mis horas más amargas,
y fue testigo de mi primer amor.

Escuchó promesas que nunca se cumplieron,
mis desengaños, también ella sufrió
sonrió contenta al verme tan alegre,
cuando sufría, entre nubes se perdió.

Pregúntale todo lo que quieras,
que ella todo te lo ha de contar,
pues fue testigo de mis horas de alegría,
vivió conmigo mi angustia y soledad.
Si tú quieres saber todo de mi vida,
a la luna le debes preguntar


Guillermo Magliarelli