jueves, 9 de octubre de 2008

QUIEN CALLA OTORGA




Pregúntame el por qué del sufrimiento,
pregúntame sin tener ningún temor,
te aseguro que todo he de contarte,
sueños rotos, mi locura y mi dolor.


De las noches insomnes y vacías,
de tantos días sin el brillo del sol,
de la ausencia de besos y caricias,
y de cómo tengo herido el corazón.


Nada preguntas, te quedas callada,
el que calla otorga y eso es verdad,
pretendo preguntes lo que bien sabes,
tú fuiste la causa de todo mi mal.


Guillermo Magliarelli